Coliflor HY Snow Mystic

Coliflor HY Snow Mystic

Es un híbrido semi-precoz el cual madura a los 80 días después del transplante aproximadamente. El híbrido Snow Mystique poseé una excelente auto cobertura, la cual protege a la cabeza de un color blanco muy puro, sus frutos son muy firmes. Se recomienda utilizar el abono foliar FERTIMAX con este cultivo para obtener excelentes beneficios. Al efectuar el transplante remoje las raíces en una solucion de BENOMAX. A los días aplicar ERGOVIT

Características

Nombre Común: COLIFLOR.
Nombre Científico:Brassica oleracea var. botrytis.

La flor forma una pella, que es la parte comestible.
En estas plantas la inflorescencia se encuentra hipertrofiada, formando una masa de pecíolos y botones foliares apelmazados.
La pella o corimbo es un conjunto de flores carnosas, muchas de ellas incompletamente desarrolladas, que constituyen la parte comestible de la coliflor.
Hay variedades de color blanco, amarillo y rojo.
Sus hojas son como las de la col.
Existen bastantes diferencias en la compacidad de las pellas, unas muy apretado, en cuyo caso son más resistentes a la subida de la flor, mientras que otras son de tipo medio en relación con este carácter o bien de grano casi suelto que forman una superficie menos granulosa, como afelpada, las cuales son de poco aguante en estado de aprovechamiento para el mercado.
Las variedades son muy abundantes y se clasifican por su ciclo, que empieza en septiembre para variedades extra tempranas, en noviembre para las tempranas, media estación en enero y tardías en marzo.
CULTIVO DE LA COLIFLOR
Temperaturas:
Coliflor es un vegetal de estación fría y es más difícil de cultivar que otros miembros de la familia del repollo.
Las coliflores son algo más sensibles al frío que el bróculi, ya que responden mal a las bajas temperaturas (0ºC), afectándole además las altas temperaturas (>26ºC).
La temperatura óptima para su ciclo de cultivo oscila entre 15.5-21.5ºC.
Es importante empezar a plantar coliflor tempranamente, para que pueda madurar antes del calor de verano, pero no tan temprano porque puede ser dañada por el frío de invierno.
Suelo:
La coliflor es más exigente en cuanto al suelo que los restantes cultivos de su especie, necesitando suelos con buena fertilidad y con gran aporte de nitrógeno y de agua.
En tierras de mala calidad o en condiciones desfavorables no alcanzan un crecimiento óptimo.
La coliflor es un cultivo que tiene preferencia por suelos porosos, no encharcados, pero que al mismo tiempo tengan capacidad de retener la humedad del suelo.
El pH óptimo está alrededor de 6.5-7; en suelos más alcalinos desarrolla estados carenciales.
Frecuentemente los suelos tienen un pH más bien elevado, por tanto se recomienda la aplicación de abonos que no ejerzan un efecto alcalinizante sobre el suelo.
Si el suelo es ácido, deberá tratarse previamente con cal.
Preparación del terreno:
Nivelación del terreno, especialmente donde se realice riego a manta o por surcos, además de evitar desniveles que propicien encharcamientos y poder realizar riegos uniformes.
Posteriormente se realiza una labor profunda o subsolado con reparto de estiércol y abonado de fondo para facilitar el desarrollo radicular del cultivo.
A continuación, dar una labor de desmenuzamiento del suelo con un pase de fresadora.
Siembra y plantación:
La siembra suele realizarse en semillero desde marzo hasta junio (Hemisferio Norte), según las variedades, efectuándose el trasplante durante el verano.
Para evitar obtener toda la cosecha a la vez haga dos siembras, espaciadas quince días, en lugar de una.
No trasplante de 2 a 3 semanas antes de la fecha promedio en que se quitan las heladas en primavera.
A finales de primavera, con unos 65 cm de separación entre cada una.
El trasplante se hace sobre caballones o mesetas elevadas, empleando una densidad de plantación de 4 plantas/m2, distribuyéndose las plantas al tresbolillo.
En hileras de 80 cm de distancia y 40-50 cm entre plantas.
En sistema de riego por surcos, se suelen separar las hileras entre 0,5-0,8 m, ajustando la separación entre plantas hasta obtener la densidad requerida.
En sistema de riego por goteo se suelen emplear bancos distanciados entre 1-1.4 m realizando la plantación al tresbolillo.
Si el jardín es pequeño, cultiva coliflores enanas de ración individual, con una separación entre sí de 15 cm.
Riega antes y después de trasplantar y que quede entre 45 y 60 cm entre coliflor y coliflor.
La mayor densidad de plantas tiene como consecuencia la formación de pellas más pequeñas, que alcanzan diámetros de 5-10 cm.
Riego:
La coliflor demanda un poco más de agua que el bróculi, debido a que su ciclo de cultivo es más largo, se suelen aplicar de 8-14 riegos con una frecuencia semanal.
Dada la sensibilidad de la coliflor al encharcamiento no es recomendable aplicar riegos hasta pasados unas 2 ó 3 semanas tras la plantación (depende de las condiciones climáticas), es decir, en cultivos intensivos con fertirrigación será conveniente aplicar un abonado de fondo que proporcione el abono a la planta sin necesidad de iniciar los riegos.
La coliflor es un cultivo medianamente sensible a la salinidad del agua de riego.
Por ello es recomendable la aplicación de abono que no incremente la salinidad del agua de riego y del suelo.
Abonado o fertilización:
Las coliflores son muy ávidas en cuanto a alimentación y gustan de un suelo profundo y rico.
Cavar durante el otoño, introduciendo todo el compost o abono que pueda permitirse.
Las plantas de coliflor deben crecer vigorosamente desde su plantación hasta la etapa de cosecha.
Cualquier interrupción (demasiado frío, calor, sequía o plantas dañadas) puede dañar el desarrollo de la parte comestible.
Aplique fertilizante nitrogenado al lado cuando las plantas están a medio crecimiento.
- Nitrógeno
Se trata de un cultivo ávido de nitrógeno, principalmente en los primeros 2/3 de su cultivo.
La aplicación de nitrógeno en forma de nitrógeno estabilizado reduce la concentración de nitratos en hojas y pella entre un 10-20%.
Por ello los abonos estabilizados son especialmente adecuados en el cultivo de la coliflor.
- Fósforo
No debe excederse en cuanto a su abonado, pues favorece la subida de flor.
- Potasio
El potasio es muy importante para obtener una cosecha de calidad. Además confiere resistencia a condiciones ambientales adversas (heladas, sequía.) y ataque de enfermedades.
La carencia de potasio provoca un acortamiento de los entrenudos y pigmentación violácea en los nervios de las hojas.
En cuanto a las carencias de microelementos, la coliflor es especialmente susceptible a presentar carencias de boro y molibdeno.
Recolección:
Duración del cultivo de 150 a 240 días.
Recolectar cuando están firmes y duras.
Cuando coseche, las cabezas deben ser cortadas del tallo principal.
Deje unas cuantas hojas verdes externas pegadas a la cabeza.
Corte las cabezas antes que sobre maduren y desarrollen una apariencia áspera.
Una vez que los floretes individuales pueden ser vistos, la calidad se deteriora rápidamente.
Debido a que la coliflor no desarrolla vástagos laterales, las plantas deben botarse o usarse para abono orgánico, después que las cabezas se hayan cosechado.
Las coliflores recién cortadas se mantendrán en buenas condiciones cerca de una semana, colgadas cabeza abajo, en un lugar frío y oscuro.
Si el suelo está mínimamente seco, riéguelas bien una hora o dos antes de recolectarlas.



Para mayor información consúltenos
Powered by GlobalWebTek