Berenjena Long Purple

Berenjena Long Purple

Fruto de tipo globoso de planta rústica y muy vigorosa. Follaje extendido y con muy buena aireación. Entrenudos cortos. Elevada productividad. Planta de porte bajo. Peso de fruto entre 400 y 500 gramos. Fruto de color morado muy oscuro y brillante.

Características

Nombre Común: BERENJENAS.                                                                               
Nombre Científico: Solanum melongena         
                                      

La berenjena es una planta herbácea anual. Perteneciente a la familia de las Solanaceas
Mide de 0,7 a 1,0 m de altura, con varias ramificaciones erectas, pilosas-espinosas.
Hojas enteras, ovaladas, grandes (15 a 25 cm de largo) y muy pilosas en la cara abaxial ( por el envés).
Las flores se presentan solitarias o en pequeños racimos, las flores son de tamaño mediano, con cáliz de 5 o más sépalos espinosos, con corola de 5 o más pétalos de color violáceo, y con estambres que encierran el ovario que después de autofecundación dará origen al fruto o baya que constituye el órgano de consumo.
Los frutos de la berenjena son bastante variables, de forma redonda a alargada, de tamaño muy pequeño (2 cm) a grandes (30 cm de largo), de epidermis lisa o corrugada.
Existen diversas variedades de color oscuro, ralladas o de color más claro, alargadas, cortas.
Los frutos brillantes de color negro o morado oscuro son más demandados.
Polinización:
La mayor parte de las variedades florecen en ramilletes de tres a cinco flores, una de las cuales es hermafrodita y de pedúnculo corto y continuo desde el tallo hasta el cáliz, y da lugar a un fruto comercial, mientras que el resto de las flores abortan o dan lugar a un fruto pequeño y de peor calidad.
El exceso de humedad perjudica la dehiscencia del polen, por lo que la flor puede caerse como consecuencia de la falta de fecundación.
El cáliz de la flor perdura después de la fecundación y crece junto al fruto, envolviéndolo por su parte inferior, lo que puede dar lugar a ataques de botritis (Botrytis cinerea) cuando la humedad relativa es elevada, ya que los pétalos quedan atrapados entre el cáliz y el fruto.
Bajo condiciones adecuadas de temperatura y humedad relativa, la polinización puede verse mejorada con la aplicación de un chorro de aire dirigido a la flor.
CULTIVO DE LA BERENJENA
Luz:
Es una planta muy exigente en luminosidad, requiere de 10 a 12 horas de luz, por lo que en días cortos (otoño-invierno) es necesario aprovechar al máximo las horas de luz para evitar el aborto de flores y un desarrollo vegetativo demasiado exuberante.
Temperaturas:
Es un cultivo de climas cálidos y secos, por lo que se considera uno de los más exigentes en calor (más que el tomate y el pimenton).
Soporta bien las temperaturas elevadas, siempre que la humedad sea adecuada, llegando a tolerar hasta 40-45ºC.
La temperatura media debe estar comprendida entre 23-25ºC.
Las berenjenas son más susceptibles que las plantas de tomate a lesiones por bajas temperaturas y no crecen hasta que haya temperaturas calientes.
Humedad ambiental:
Humedades relativas muy elevadas favorecen el desarrollo de enfermedades aéreas y dificultan la fecundación.
Cuando la humedad y la temperatura son elevadas se produce una floración deficiente, caída de flores, frutos deformes y disminución del crecimiento.
Efectos similares se producen cuando la humedad relativa es escasa.
Suelo:
Es menos resistente a la salinidad del suelo y del agua de riego que el tomate y más que el pimiento, siendo más sensible durante las primeras fases del desarrollo.
Es poco exigente en suelo, debido a que posee un potente y profundo sistema radicular.
No obstante, los suelos más adecuados son los francos y profundos.
En suelos arcillosos pueden presentarse problemas de asfixia radicular, mostrando rápidamente los síntomas.
Los valores de pH óptimos oscilan entre 6 y 7, aunque en suelos arenados puede cultivarse con valores de pH comprendidos entre 7 y 8,5.
En suelos ácidos presenta problemas de crecimiento y producción.
Semilleros:
A la hora de realizar los semilleros de berenjenas hay que tener en cuenta que debe estar preparado el suelo para el transparentes.
Plantación:
El marco de plantación se establece en función del número de brazos a dejar en la poda de formación, del ciclo de cultivo, del desarrollo de la variedad.
En hileras de 60 cm entre plantas en general.
Se pueden sembrar en hileras en unos de los lados de los camellones a una distancia de dos cuartas cada planta y a media altura del camellón.
Los marcos más usuales son:
2 m x 0,5 m (a cuatro tallos).
1,75 m x 0,5 m (a tres o cuatro tallos).
1,5 m x 0,75 m (a cuatro tallos).
1,5 m x 0,5 m (a tres tallos).
1m x 0,5 m (a dos tallos).
Las berenjenas son plantas un poco más grandes que los pimentones y requieren un poco más de espacio.
Abonado o fertilización:
Proveyendo suficiente humedad y fertilización, la berenjena puede producir bien en el calor del verano.
Use fertilizante iniciador para trasplantar FERTIMAX 28-14-14.
Aplique fertilizante nitrogenado a los lados de las plantas cuando estén a mitad de crecimiento e inmediatamente después de haber cosechado berenjenas por primera vez. SE recomienda aplicar NITROMAX vía  foliar
Poda:
Después del aporcado, se eliminan los chupones y hojas que se desarrollan por debajo de la "cruz".
Para la poda a cuatro brazos, habrá que dejar un tallo a cada brazo principal, a partir del cual brotará primero una flor, a continuación una hoja y de la axila de ésta, otro tallo, que se dejará hasta que aparezca la flor y se despuntará por la axila de la siguiente hoja, manteniendo esta última.
Cada uno de los tallos dejados a partir de la poda de formación se sujeta al empalado con un hilo vertical que se va liando a la planta conforme va creciendo.
En el ramillete floral sólo una de las 3-4 flores originará el fruto principal, por lo que conviene eliminar el resto.
Recolección:
En el momento adecuado para su recolección el fruto presenta un aspecto brillante.
Normalmente el tiempo que media entre dos recogidas consecutivas es de 5 a 10 días, dependiendo de las condiciones ambientales.
Las plantas grandes y vigorosas pueden rendir de cuatro a seis frutas en su máxima producción en la estación.
Los frutos de berenjena presentan sus mejores atributos organolépticos unas 4 o 5 semanas antes de la madurez fisiológica, la que se detecta por el apareamiento de las semillas, por lo que deben cosecharse cuando estas presentan un color blanco o crema.
Coseche berenjenas cuando estén jóvenes.
El tamaño no siempre es indicación de madurez.
Para probar, ponga una berenjena en la palma de su mano y presiónela suavemente con su dedo pulgar.
Si la cáscara se hunde pero retorna a su forma original, está lista para cosecharse.
Si la carne es dura y no se hunde, la berenjena no está madura y está demasiado joven para cosecharse.
Si cuando presiona con su dedo pulgar, la cáscara de la berenjena se hunde y no regresa a su forma original, está sobre madura y puede estar completamente de color marrón por dentro, puede estar amarga y con semillas grandes y duras.
Para cosechar, utilice un cuchillo o navajas para podar en lugar de quebrar o torcer los tallos.
Deje el cáliz (generalmente verde) grande unido a la fruta.
Cortar el fruto por la mañana y, a ser posible, exento de humedad, respetando el plazo de seguridad de las materias activas (plaguicidas) empleadas.
Cuando las berenjenas se ponen suaves o marrones, están demasiado maduras para uso culinario; deben ser cortadas y desechadas.
Las berenjenas sobre maduras son esponjosas y con muchas semillas y hasta pueden ser amargas.
Inclusive las berenjenas cosechadas correctamente no soportan el almacenamiento y deben ser comidas tan pronto se hayan cosechado.



Para mayor información consúltenos
Powered by GlobalWebTek