Auyama Connecticut Field

Auyama Connecticut Field

Cosecha a los 115 días, globo plano grande 35 cm X 30 cm, fruto liso anaranjado oscuro, carnoso grueso. Peso promedio de 8-10 kgr.

Características

Nombre Común: AUYAMA, ZAPALLO. 
Nombre Científico: Cucurbita Maxima. 

Los frutos son, por lo general, esferoidales, aplanados, nunca claviformes, curvos o estrangulados y carecen de excrecencias cerosas; la superficie del fruto puede ser lisa o rugosa, de color externo generalmente verde o verde grisáceo y la pulpa es anaranjada.
Fruto de tamaño variable, desde calabacitas a más de 20 kg ("calabaza gigante").
Los frutos y semillas de la calabaza tienen variados usos, desde el consumo humano, pasando por el forraje para los animales domésticos, como medicinal (semillas con propiedades antiparasitarias), hasta su utilización como planta ornamental.
Poseen hojas pubescentes y flores unisexuales.
Las semillas son blanco-amarillentas, aplanadas, lisas, grandes.
La calabaza fresca se utiliza en guisos (por ejemplo sancochos o cremas), dándoles una especial suavidad a los mismos.
CULTIVO DE LA AUYAMA O CALABAZA
Suelo:
Crecen en cualquier tipo de suelo de calidad, que no se seque con rapidez y un lugar con mucho sol.
Plantación:
Precisan mucho terreno para su crecimiento normal, pues se desarrollan horizontalmente.
Las auyamas comunes se siembran en todo tipo de suelo.
Puede sembrarse en semillero protegido si se desea adelantar el cultivo, trasplantando después cuando las matitas tengan dos o tres hojas, o directamente en los camas ya preparadas
La plantación, sea por semilla o trasplantando las plantitas desde el semillero, se realiza enterrando dos o tres pepitas juntas en cada hueco, separados unos dos metros para prevenir el posterior desarrollo.
Se dejará 10-12 cm entre líneas y 10-12 cm entre plantas dentro de la misma línea, distanciados entre sí 50-60 cm, sobre los que se disponen dos líneas de plantas distanciadas a 30-35 cm y 10-15 cm entre plantas.
Las ahuyamas necesitan entre 1 m o 1,8 m de espacio entre cada planta, por ello es mejor prepararlas por separado.
Riego:
Cuando las plantas estén creciendo con fuerza, vigile que no les falte agua.
Es importante realizar riegos y aporques  frecuentes.
Recolección:
Cuando los frutos maduran, cambian de color y su piel se endurece, ya estarán listos para su recolección.
La recolección de las auyamas o calabazas se realiza dejando siempre un pedúnculo de unos pocos centímetros, sobre todo si se pretenden almacenar.



Para mayor información consúltenos
Powered by GlobalWebTek